martes, 15 de diciembre de 2015

Cómo decorar la trasera de un sofá

Ya... te extrañará estar leyendo un post de "De Lunes a Domingo" si es martes, claro está. Antes de comenzar a tratar el tema que hoy nos ocupa, quiero que sepas que a partir de esta semana y hasta próximo aviso, cambiamos el ritmo de publicación a martes y jueves. ¡Pero todo por una buena causa! Los clientes junto a la necesidad de seguir dando forma a los productos de la tienda online, ocupan un tiempo extra que hoy por hoy resulta necesario emplear ;)

Estoy deseando poder empezar a enseñarte tanto los proyectos de reforma interior llevados a cabo, como los preciosos e ilusionantes productos que van a formar parte de la tienda online, por lo que sin más remedio necesito bajar el ritmo de publicación. Espero lo entiendas y sigas manteniendo y acudiendo a nuestra cita (ahora doble) semanal. Sin ti esto dejaría de tener sentido. 

Sin más ni más, paso a hablarte del tema que quiero comentar contigo hoy: Cómo decorar la trasera de un sofá. Y es que a menudo da la impresión de que para mucha gente la trasera del sofá es esa zona inhóspita y prohibida que hay que empotrar contra la pared para perderla de vista a toda costa. 

Muero de ganas por desmentir esta teoría, así que paso a enseñarte unas cuantas formas de decorar esta zona a la vez que le aportamos nueva función.

Fuente
Si tienes espacio suficiente o unas dimensiones o forma un tanto peculiar, quizá deberías plantearte despegar el sofá de la pared. Adelantar su posición te ayudará a ganar espacio o a crear diferentes estancias. También podrás hacer la zona más funcional o simplemente facilitarás el fluir en el ambiente durante el día a día.

Fuente

Decorar la trasera de un sofá colocando un mueble aparador, resultará sumamente útil si tienes instaurada la zona comedor tras él. Una zona de almacenaje en la que guardar menaje o simplemente te permita descargar el mobiliario de la cocina siempre será muy práctico y de agradecer.


Fuente
Si lo que precisas es un espacio extra donde colocar y tener a mano tus libros o revistas favoritas, decántate por una consola o mueble auxiliar de almacenaje abierto. Sólo habrás de tener presente las medidas del sofá junto al que la colocarás, sobre todo por la altura. Si el sofá tiene una parte fija y otra flexible (que suele coincidir con el apoya cabezas), intenta que el mueble que coloques no invada esta última parte. Corres el riesgo de volcar lo que coloques en la parte superior del mueble auxiliar con la misma inercia que lleva tu cuerpo al sentarte. Además, la simple obligación diaria de tener que sentarte con cuidado genera una incomodidad innecesaria que podemos evitar siempre que nuestro mueble auxiliar elegido coincida en altura con la parte fija de la trasera del sofá o sea algo más bajo.

Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente

Si eres de l@s que necesitan tener en casa un lugar de trabajo, tal como comentábamos en el post 7 pautas para crear tu espacio de trabajo en casa, ubicar esta zona tras el sofá podría ser una buena opción si gozas del espacio suficiente. Al mismo tiempo crearás en tu sofá un punto de lectura alimentado por la iluminación que utilizas en la mesa de trabajo ;)


Fuente
Fuente
Fuente

Que no te preocupe que al colocar la mesa no quede suficiente zona de paso tras ella. Observa la siguiente imagen. Puedes aprovechar la circunstancia para acotar o delimitar la zona de forma que sólo pases por ella si vas a utilizarla. 


Fuente

Espero que estas ideas te hayan hecho cambiar el chip y a partir de ahora te muestres más receptiv@ a la posibilidad de adelantar tu sofá y lanzarte a decorar su parte trasera.

¡Comparte con nosotros tu opinión sobre esta práctica!

¡Que tengas un precioso día!

Dori c.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!