viernes, 30 de octubre de 2015

¿Puertas Correderas? ¡Siii, pero sin obras!

Amanece un viernes dominado por el viento ¡pero viernes es! ;-)
Desempolva la cometa, tómate una cervezuela, deja que tu peinado se rinda a la moda ochentera mientras das un paseo o goza de la noche bajo una caliente manta con palomitas incluidas :-)

Mientras barajas por cuál de los planes te decantas, aprovecho el post de hoy para hablarte de las puertas correderas y las múltiples situaciones que podemos solucionar con ellas. Pero tranqui si eres de l@s que se le ponen los pelos de punta con sólo imaginar albañiles en casa, porque en esta ocasión nos centramos en incorporar puertas correderas sin necesidad de hacer obras ;-)

No hace falta que te diga la gran cantidad de espacio que ahorramos mediante su utilización, sobre todo en pequeños o difíciles espacios. Lo que está claro es que una vez se han colocado las puertas en casa (normalmente por inercia abatibles) perdemos de vista la posibilidad de implantar otras opciones aunque ello suponga seguir conviviendo a diario con una solución incómoda. ¿Y por qué? Porque relacionamos los cambios con albañiles, polvo, enredos y caos en casa.

Como hoy me he propuesto hacerte cambiar de opinión, paso a exponerte unas cuantas situaciones que podrías solucionar fácil y rápidamente de instalar este tipo de puerta corredera:

1. Dejaste el hueco abierto y ahora piensas que deberías haberlo cerrado.

Fuente
Fuente
Fuente
2. El espacio es tan pequeñito, estrecho o difícil, que andas poniendo topes por todos lados para no abollar nada o rezas para no tropezar al abrir la puerta.

Fuente
Fuente
3. Optaste por una puerta abatible y ahora se te hincha la vena cada vez que la abres mientras haces maniobras para entrar a la estancia en cuestión.

Fuente
Fuente
4. Pensaste que daba igual que esa puerta abriese hacia a fuera y ahora te arrepientes.

Fuente
Fuente
5. En ocasiones te gustaría que ciertas estancias de la casa se integrasen más con el resto (pero sólo en ocasiones).

Fuente
Fuente
6. Te apetece integrar los ambientes, pero no los ruidos o los olores.

Fuente
Fuente
7. Simplemente tienes ganas de un cambio de forma o de estilo en casa.

Fuente
Fuente
Fuente
Como habrás podido ver, para implantar una solución que nos haga ganar en comodidad y espacio no es necesario montar "la monumental". Simplemente es cuestión de escoger la solución y variante adecuada que se adapte a tus necesidades y estilo de vida.

¿Ves ahora más viable la incorporación de una puerta corredera en casa? 

¡Que tengas un estupendo fin de semana!

Dori c.G.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Cómo guardar tu bicicleta y decorar la pared mientras lo haces

Llámame rancia pero halloween me da yuyu... será porque no tengo niños o simplemente porque no me llevo bien con las telas de araña, los cirios y las dentaduras afiladas. En fin, un fiasco de bruja piruja... :-(

Sin embargo hoy, incluso después de esta confesión, soy yo la que quiero ayudarte a tí a afrontar un miedo comúnmente extendido: el de exhibir tu bicicleta en casa. 

A menudo la inercia nos lleva a guardarlas en recónditos rincones, trasteros, balcones o espacios que no empleamos normalmente. Y todo con la única finalidad de perderlas de vista mientras no las utilizamos. Pero... ¿te has preguntado qué pasaría si optases por hacer todo lo contrario?

Atent@, porque el post de hoy viene cargado de inspiradoras imágenes que te ayudarán a ver todo desde otra perspectiva. Y es que aunque parezca mentira, tu bicicleta también puede formar parte de la decoración de casa, sólo será cuestión de imaginación y ganas de ponerse manos a la obra. ;-) 

Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Fuente

Como ves, tu bicicleta puede ser tu medio de transporte y a la vez un elemento decorativo de marcado interés en casa. Conseguirás una estancia de carácter, original y que hablará mucho de ti. 

¿Te animas a guardar tu bici mientras decoras tu casa?

¡Feliz día!

Dori c.G.

lunes, 26 de octubre de 2015

Integra cocina y salón y despídete de los muros

No desespero. Dicen que los efectos del cambio de hora no suelen durar mucho. Aunque también dicen que lo mejor para afrontar el cambio es seguir tu estilo de vida y evitar largas siestas para sobreponerte al cansancio, y ahí discrepo. Después del homenaje dominguero de 2 horas que me dediqué ayer, que me echen lunes a mi. ;-) Que me perdonen los expertos, pero ya tengo la primera reflexión de la semana:

"Que vivan las siestas terapéuticas"

Así que más fresca que una lechuga, hoy quiero hablarte de los ambientes integrados en un único espacio, en concreto de la unión salón-cocina. Unos cuantos consejos para reunirlos de forma armoniosa en casa, serán los protagonistas del post de hoy.

Ventajas de integrar estos ambientes:

  • Aumento de la luminosidad en la estancia al aprovechar la entrada de luz natural procedente del salón. 
  • Resulta ideal en espacios de pequeñas dimensiones. Fomentaremos la sensación de amplitud al aunarlo todo en el mismo ambiente.
  • Realizaremos recorridos más cortos entre ambientes.
  • Fomentamos la comunicación de los habitantes de la casa entre estancias.

Fuente
Fuente
En cuanto a los consejos a tener en cuenta a la hora de integrarlos:

Separa espacios visualmente. Bien mediante espacio físico o empleando distintos revestimientos en suelo o en paredes. Revestir el suelo de la cocina, la parte inferior de la mesa simulando una alfombra, un pequeño paño de pared para un uso determinado, empleando una alfombra como tal...

Fuente
Fuente
Emplea elementos de unión entre espacios. Efecto que puedes conseguir colocando el mismo material para revestir el suelo, incorporando mobiliario del mismo estilo y color o utilizando alguna pieza que pueda ser útil desde los distintos ambientes creados: una isla central, la mesa del comedor, una barra...

Fuente
Fuente
Mantén la cocina limpia y ordenada. Resultará de vital importancia a la hora de compartir una estancia. Que nada interfiera visualmente en el entorno fomentará la armonía y el confort del espacio.

Fuente
Fuente
En la cocina, líneas limpias y espacios puros. Muebles sin tiradores o que resulten muy sutiles, ocultar el menaje y que los electrodomésticos pasen visualmente desapercibidos ayudará muchísimo a conseguirlo. 

Fuente
Fuente

Como ves, integrar estos ambientes en un mismo espacio puede ser la solución tanto si vas cort@ de espacio, como de luz. ¡El dinamismo entre estancias estará servido!

¿Te unes a la tendencia de espacios abiertos?

¡Que tengas una estupenda semana!

Dori c.G.

viernes, 23 de octubre de 2015

15 tips definitivos para organizar tu closet

Después de varios días de absurdo estrés intentado reanimar mi teléfono móvil, ayer decidió abandonarme definitivamente. 

Echo de menos el fijo. Con su cable rizado, su tapete de ganchillo, la inseparable agenda que lo acompañaba, los 14 bolis junto a él de los que sólo uno escribía y el mensaje de mi madre grabado a fuego:

"Dori, el teléfono sólo se usa para cosas urgentes" 

Divinos tiempos... nada comparado con la insuficiencia respiratoria de actualmente cuando ese aparato del demonio pierde la cobertura o fallutea producto de su corta vida. ;-)

Estrés comparado con el de tener una cena y no encontrar la camisa que buscas, o ese collar que tanto le favorece al modelito de hoy, o quizá ese zapato que tenías pensado ponerte y que parece haberse escondido para darte la noche negra. 

De modo que pensando en ir limando asperezas con nuestro closet, ya sea armario o vestidor, en el post de hoy te propongo 15 tips tan prácticos como definitivos para mantener todas tus prendas a raya, así que toma nota.  

1. Prioriza.
Ten siempre a mano lo que uses con más frecuencia. La ropa del trabajo, lo que te pones todas las semanas, los baqueros... Evita rebuscar en cajones incómodos o tener que acceder a altillos en el día a día. Harás lo cotidiano más fácil.  

Fuente
Fuente

2. Deshazte de lo que no te pones.

Por más que nos cueste reconocerlo, a menudo nos rodeamos de atuendos que ya ni recordamos cuánto hace que no utilizamos. Ocupan un espacio precioso en nuestros armarios innecesariamente, así que te propongo un pequeño juego: normalmente perchamos las prendas con el gancho mirando hacia el interior del armario. Si tienes dudas sobre conservar una prenda o no, coloca su percha mirando hacia a fuera. Si transcurre un año y esa percha sigue del revés, no busques excusas, no te la has puesto y es hora de plantearte darle mejor vida. 

Fuente
3. Ordena por temáticas.
Ahorrarás tiempo. Ropa de deporte por un lado, la del trabajo por otro, otro espacio más para la de retozar por casa... en fin, ya sabes ;-)

Fuente

4. Clasifica por colores.
Resultará muy útil a la hora de elegir combinación y vuelves a ganar en tiempo.

Fuente
5. Deja sólo la ropa de temporada.
Esto que parece tan trivial no suele serlo. ¿Quién no se ha pasado todo el invierno apartando alguna camiseta de manga corta que no va a utilizar hasta junio?

Fuente
6. Compartimenta los cajones.
Ropa interior, medias, pañuelos, cinturones, relojes... lo tendrás todo a mano y localizado listo para utilizar en cualquier momento.

Fuente
7. Emplea almacenaje adicional.
Usa cajas transparentes para visualizar lo que has puesto dentro sin necesidad de tener que cogerlas y abrirlas. Las cajas de cartón serán estupendas para poblar altillos de ropa de otras temporadas o de accesorios que no utilizas normalmente.

Fuente
8. Organiza bien los zapatos.
Fuente de estrés por antonomasia. Pega una fotografía en la caja del modelo de zapato que has puesto dentro. Evitarás tener que abrirla para comprobar si has tenido suerte o toca seguir buscando. ;-) En cuanto a los tacones, atrévete a exhibirlos colgados de una barra atornillada a la pared. Buena opción también si tu almacenamiento es cerrado, la de aprovechar la profundidad del módulo de almacenaje para incorporar un módulo extraíble en el que colocar todos tus papes de forma ordenada. ;-)

Fuente
Fuente
Fuente
9. Utiliza perchas múltiples.
Emplearlas para almacenar bolsos, pañuelos o cinturones nos sacará de apuros cuando vamos cort@s de espacio. También puedes duplicar la capacidad de una percha con un simple truco: introduce en ella la anilla de un bote de refresco. En el hueco sobrante, mete otra percha y... ¡tachán! 2x1 en almacenamiento ;-) 

Fuente
Fuente

10. Incorpora una cortina si quieres independizar el espacio.
Si optas por un armario o vestidor abierto y quieres independizarlo pero crees que no tienes espacio suficiente en el dormitorio, anímate a incorporar una cortina a modo de cierre. 

Fuente
11. Agrupa los juegos de sábanas.
Aunque las tengamos todas en el mismo lugar, a veces te preguntas: ¿esta era la bajera de esta? ¿y esta funda de almohada... era de aquí? Te propongo resolver dudas. Coloca el juego de sábanas completo dentro de una de las fundas de almohada del set y ¡embrollo resuelto! 

Fuente
12. Agrupa por volúmenes semejantes.
Con el fin de aprovechar al máximo el espacio, claro está. Sábanas con sábanas, toallas con toallas, jerseys con jerseys...

Fuente
13. Ilumínalo.
Qué duda cabe de que una buena iluminación influirá muy positivamente en la organización de cualquier estancia. Céntrate sobre todo en altillos y rincones, zonas donde la luz suele brillar por su ausencia.

Fuente
14. Incorpora una tabla de planchar.
Útil y práctica opción si quieres tener todo reconcentrado.

Fuente
15. Emplea módulos extraíbles. 
Sobre todo en las zonas inferiores de almacenaje, resultará muy cómodo instalarlos. Uno de los ejemplos más habituales es la incorporación de pantaloneras.

Fuente

Sin duda, aplicar alguno de estos consejos en tu closet te hará ganar en espacio y organización. Espero que te hayan resultado útiles y prácticos. 

¡Comparte si te animas a llevar a cabo alguno de ellos!

¡Feliz y divertido fin de semana!

Dori c.G.