viernes, 18 de septiembre de 2015

DIY Mesas de Centro. Haz que sea la protagonista de tu salón.

Debería estar prohibido amanecer un viernes por la mañana con dolor de muelas. Y es que ¿cómo afronta una el esperado fin de semana en estas mosqueantes condiciones? Visualizar la escena de babero, aspirador de saliva, gancho en la boca y foco en la cara en esa posición indigna me hace recordar los remedios de mi abuela:

"Enjuágate con vino"
"Ponte una aspirina encima de la muela"
"Mastica perejil"

Así que cual cabra montesa y con la boca verde, cruzo los dedos para no tener que verme en pocos días en una sala de espera leyendo revistas de 1987 al son de ese dichoso aspirador. :-(

El fin de semana se presenta casero si el perejil no lo impide, de modo que como ya viene siendo costumbre los viernes, te animo a remangarte caja de herramientas en mano para dar forma a la que a partir de ahora será la protagonista de tu salón: la mesa de centro. Aquí tienes unas cuantas ideas que te harán sacar al manitas que llevas dentro. ;-) 

Utiliza revistas. Asigna un uso a esa colección que nunca terminaste o a esas viejas revistas de las que te da pena desprenderte.

Fuente

Maletas vintage. Si es metálica puedes ponerle ruedas o patas. Si resulta flexible apila un par. El toque retro estará servido.

Fuente
Fuente

Emplea algún palé. Colócale ruedas, ponle un cristal encima, píntalo del color que más te guste, ciega los cantos si te apetece verlos continuos o apila un par así tal cual. Todas las versiones son bienvenidas y se integrarán perfectamente en ambientes nórdicos, rústicos o modernos.

Fuente
Fuente
Fuente

Pon un baúl. De madera, metálico, con ruedas, patas o posado en el suelo directamente, aportará a tu salón un toque muy original.

Fuente

Con una bobina de cable. En madera natural o del color que más te funcione en el salón. Además podrás emplear la parte de abajo como estante. Como consejo te diría que dependiendo del tamaño que tenga, colocarle ruedas te facilitará las tareas de limpieza.

Fuente

Cristal. Pégale unas vistosas ruedas y presumirás de una mesa de centro la mar de chic.

Fuente

Con cajas de madera. Una caja de medidas considerables con ruedas y un cristal encima te aportará un espacio de almacenamiento visto muy original. Si las cajas son las antiguas de la fruta, puedes optar por varias opciones que también vimos en el post que dedicamos a ellas hace poquito. Aunque vuelvo a colocarte la imagen, pincha aquí si te apetece recordarlo. 

Fuente
Imagen sup. izda. / Sup. drcha / Inferior

Utiliza una puerta antigua. Dependiendo de su procedencia nos dará el toque rústico, étnico o clásico.

Fuente

Con troncos. Misma técnica que con las revistas, aunque aportan toques totalmente diferentes a la estancia.

Fuente

Pon un tablero. Un simple tablero con 4 ruedas bien elegidas puede resultar una fácil forma de salvar el estilo de tu salón. 

Fuente

Cajones. Fíjate en lo que obtienes con tan sólo unir dos cajones elegidos a conciencia y añadirle unas patas. Toque vintage y original a más no poder.;-)

Fuente

Listones de madera. Aunque en apariencia algo más elaborada, no es más que el resultado de unir varios tablones. Eso sí, elige bien las patas para obtener una mesa de centro de auténtico diseño.

Fuente

Con un tocón.  Dependiendo de las dimensiones que tenga, obtendrás una mesa de centro o una auxiliar. Si es muy grande ponle ruedas, te resultará más fácil desplazarlo durante la limpieza.

Fuente

Queda claro que el que no tiene mesa de centro en su salón es porque no quiere. Anímate a incorporar en casa una pieza única realizada por tí. Además de original, aportará ese extra de personalidad que todos quieren pero no todos consiguen. ;-)

¿Con cuál te quedas?

¡Te deseo un estupendo y entretenido fin de semana!

Dori c.G.

2 comentarios:

Gracias por tu comentario!