miércoles, 9 de septiembre de 2015

5 consejos para sacar partido a una pequeña cocina

No hay quien se aclare. Admito que al principio pisar algún charco mientras te empeñas en seguir chancleteando tiene su gracia, pero la cosa ya pasa de castaño a oscuro. La lluvia no da tregua y maldigo mi suerte mientras me seco los pies e intento hacer memoria de dónde guardé por última vez las botas de agua. 

Son días de recogimiento, de llenar la bañera hasta arriba y disfrutar de un relajante baño, de arreglar eso que ya te acostumbraste a ver mal o de despertar al cocinillas que llevas dentro. 

Hoy me quedo con la última opción, y queriendo dedicar el post  a cociner@s y pequeñas cocinas, te traigo 5 consejos para sacarles mucho partido.


1. Intégrala en otra estancia.

Si el espacio destinado a la cocina es demasiado pequeño o la forma que posee no resulta muy agradecida, te animo a plantearte que la integres en el salón. Ganarás en amplitud y comodidad. 

Fuente
Fuente

Si por cuestiones de espacio la integras, pero te apetece que parezca una estancia más independiente, eleva la altura de la cocina con respecto al nivel del salón.


Fuente

2. Haz un buen uso del espacio.


Realizar esta tarea a conciencia va a suponer la diferencia entre tener una cocina práctica y funcional o un caos de cocina. Ten muy en cuenta cómo te mueves cuando la utilizas, qué necesitas tener a mano y qué usas sólo de vez en cuando. Estudiarlo y adaptar el mobiliario en consecuencia te facilitará la vida diaria. 
  • Siempre que puedas, eleva la tirada superior de almacenaje hasta el techo. Utiliza la parte más alta para el menaje que menos uses pero precises tener localizado.
Fuente
  • Si te queda poco espacio de encimera para trabajar, integra el microondas en la zona de almacenaje superior o empotra la tabla de corte en el seno del fregador. Ganarás un espacio adicional. 
Fuente
  • Baldas, ganchos e imanes pueden resultar muy útiles cuando el espacio brilla por su ausencia. Empléalos en cualquier hueco libre para tener a mano lo que más comúnmente utilizas.
Fuente
Fuente
Fuente
  • Aprovecha cualquier hueco. Un espacio muerto entre pilares, un ángulo descuadrado, el hueco de una escalera... todo vale cuando se trata de ganar espacio de almacenaje.
Fuente

3. Emplea colores claros.


Especialmente el blanco, que refleja y multiplica la luz del espacio del que forme parte. Teniendo en cuenta las pequeñas dimensiones de las cocinas que estamos viendo, integrarlo en ellas aumentará su luz y sensación espacial.

Fuente

4. Emplea mobiliario multifuncional.

Integrarlo te dará juego y comodidad a partes iguales. Una mesa plegable que abras sólo cuando vayas a utilizar y te sirva de pequeña superficie de apoyo al estar cerrada, un carrito con ruedas que muevas en función de tus necesidades...

Fuente
Fuente

5. Cuida la iluminación.

Estudiándola puedes desde embellecer el ambiente hasta transformarlo en un espacio de trabajo mucho más funcional y acogedor. Si nos centramos en el aspecto más funcional, ten en cuenta que la iluminación general acostumbra a generar sombras, especialmente a la hora de trabajar. Te animo a que incluyas luces directas bajo la línea de almacenaje superior, ya que aparte de lucir estupendo, te resultará la mar de cómodo y práctico.

Fuente

Que tu cocina luzca la mar de acogedora y funcional es sólo cuestión de pequeños detalles. ¡Anímate a ponerlos en práctica!

¿Tienes una cocina pequeña? 
¡Comparte buenas ideas que hayas puesto en práctica!

¡Feliz día!

Dori c.G.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!