miércoles, 25 de noviembre de 2015

Motivos para tener isla en la cocina

Lo reconozco, la envidia me corroe cuando hablo del tema que tratamos hoy. Vivir de alquiler no da para dar rienda suelta a la mayoría de fricadas creativas que a menudo pasan por mi cabeza, y menos en el terreno constructivo. Menos mal que este año fijo me toca el gordo de la lotería. Y asunto solucionado, te lo digo yo;)

Quiero hablarte de cocinas, en concreto de las que gozan de una isla central. A la vez iremos exponiendo los motivos para que mueras de ganas por incorporar una en la tuya si es que el espacio y la forma te lo permiten;)


Fuente
Zona de barra
Incorporar una zona que haga las veces de barra resultará útil, cómodo y fomentará la comunicación entre los miembros de la casa. Por su altura, resulta idóneo dejar volar unos centímetros la encimera en la dirección que escojamos o superponer otra distinta y de otro material sobre la existente. Elevará algo más la altura de partida al mismo tiempo que aumentamos la originalidad potenciando el carácter del ambiente mediante el intercambio de materiales y colores.  


Fuente
Fuente
Aumento de la capacidad de almacenaje
En cualquier caso podrás aprovechar la capacidad inferior de la isla para almacenar. Sin embargo, ten en cuenta que si la finalidad de la parte superior es la de ampliar la superficie de apoyo y trabajo en la cocina, gozarás de mayor capacidad de almacenaje bajo ésta. Que la encimera se encuentre exenta de electrodomésticos o fregador, hará que puedas aprovechar la totalidad de la altura para almacenar debido a la inexistencia de obstáculos. Como comentamos en el post "5 consejos para sacar partido a una pequeña cocina", si tu cocina es mini ten en cuenta este factor para aprovechar al máximo cada rincón.   

Fuente
Puede ser un simple mueble auxiliar
No tiene porqué ser una estructura que requiera la entrada de albañiles en casa ni laboriosos trabajos de carpintería si no te apetece. Incorporar un mueble auxiliar de medidas acorde a las dimensiones de tu cocina puede ser más que suficiente, y si no, fíjate en estas imágenes.

Fuente
Fuente
Ampliar superficie de trabajo
A menudo la falta de planificación o el ritmo diario parecen provocar que la superficie de la encimera suela estar más que poblada de multitud de enseres que ocupan un precioso y desaprovechado espacio de trabajo. El microondas, el exprimidor eléctrico, la cafetera, el robot de cocina... nos son necesarios, claro que si, pero todo un incordio al plantarnos el delantal y ponernos manos a la obra para cocinar. Añadiendo una isla (sea de la forma que sea) a la cocina ganarás tanto en superficie de trabajo como en comodidad a la hora de desenvolverte en ella.

Fuente
Fuente
Zona de reunión y nexo entre estancias
El motivo más preciado e importante a mi modo de ver. Y es que la isla suele convertirse en el lugar de reunión de las personas que interactúan en la estancia. En una comida con amigos, comparten tertulia los que cocinan con los que acompañan cañita en mano. A la hora del desayuno, un@ lo prepara con mucho mimo y esmero mientras otr@ acompaña y da lugar a la primera conversación del día. En el aperitivo dominguero contemplas el arte culinario del cocinillas de la familia mientras compartes conversación con el/ella. Situaciones todas ellas proclives a la comunicación y cooperación entre las personas que se encuentren en la estancia:)   

Fuente 
Fuente
Espero que el post de hoy haya alegrado tu vista y ampliado las posibilidades decorativas y funcionales que puedes aportar a tu cocina.  

¿Has encontrado ya tu motivo para incorporar una isla en la cocina de casa?

¡Feliz día!

Dori c.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!