lunes, 2 de noviembre de 2015

Claves para preparar tu casa y dar la bienvenida al invierno :-)

Primer lunes de Noviembre equipada para dar la bienvenida al fresco.  :-) Y es que con botas de agua y pelliza en mano caigo en la cuenta de que el frío ha venido para quedarse. 

Ya empiezo a echar de menos el olor a leña quemada, el roce de la sábana de franela y el sabor de un humeante caldo que me lleve al séptimo cielo al llegar a casa...

Está claro, ha llegado el momento de abrigar también nuestra casa, de jugar con la decoración para conseguir espacios acogedores, cálidos y cargados de confort.

Fuente
Pero antes de comenzar a hablarte de qué tipo de elementos decorativos incorporar, a título personal me gustaría comentarte la importancia que para mí tiene emplear materiales naturales para abrigar nuestra casa. 

Está claro que su capacidad térmica resulta mucho mejor para combatir el frío y que su encanto supera con creces a cualquier material sintético. Sin embargo, me gustaría destacar por encima de todas sus cualidades el estado de bienestar que provocan en nosotros... parecen tener vida propia, evocan recuerdos y generan una nostalgia positiva que envuelve el ambiente en que nos encontramos, dando lugar a una estancia hogareña, cálida y confortable.

Fuente
Ahora sí, comenzamos con la decoración que nos acompañará durante los fríos días de invierno:

Alfombras: abrigan el ambiente tanto en el dormitorio como en el salón. Además, tienen la particularidad de doblar el confort que nos proporcionan al pisarlas descalz@s, aumentando aún más si cabe las buenas vibraciones y energía positiva en la estancia. Si te apetece incorporar una alfombra de colores, te recuerdo que en el post "Cómo combinar alfombras de colores sin morir en el intento" te comentaba las claves para hacerlo y obtener un resultado de 10.

Fuente
Cojines: fundas de elevada suavidad en colores neutros fomentarán el equilibrio y la calma. Resultará del mismo modo importante que escojas bien el relleno a emplear. De ello dependerán tu confort y comodidad.

Fuente
Mantas y plaids: Que formen parte del sofá hará tu estancia más confortable y cómoda. De igual modo que al elegir los cojines, te sugiero tonos neutros que fomenten la sensación de bienestar. 

Fuente
Cortinas: Con la llegada del frío llega el momento de utilizar tejidos de mayor densidad. Si además las haces llegar hasta el suelo, aumentarás la capacidad térmica de la estancia por ponérselo más difícil al calorcito para escaparse, lo que se traducirá en ahorro de energía y aumento de la comodidad en días frescos ;-)

Fuente
Velas: En invierno resultan mucho más que decorativas. Fomentan la creación de ambientes serenos y armoniosos junto a todas las virtudes que presenta la incorporación de luz ambiental en nuestra casa.

Fuente
Chimenea: Si tienes la suerte de contar con una en casa, pecado mortal tenerla de adorno. Nada supera en invierno a una estancia de día caldeada por el fuego de una flamante y caldeada chimenea :-)

Fuente
Nórdicos: Opta por ellos mucho antes que por la utilización de varias mantas. Su bajo peso junto a su elevada capacidad térmica te hará disfrutar de un sueño mucho más placentero que el que experimentarás con 20 kilos de mantas encima;-) 

Fuente
Sábanas de franela: Mis favoritas, y es que ¿quién concibe el invierno sin ellas? Creo que no hace falta que te explique el grado de confort que alcanzan las noches cuando llega el momento de incorporarlas. Eso sí, totalmente contraindicadas para madrugar al día siguiente ;-)

Fuente
Espero que el post de hoy te haya hecho entrar en calor y ya estés manos a la obra con la nueva y confortable decoración que hará tu casa más acogedora para dar la bienvenida a los días de frío.

¡Anímate a incorporar alguno de estos elementos y verás aumentar el bienestar y el confort en casa!

¡Feliz y fresco lunes!

Dori c.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!