viernes, 9 de octubre de 2015

Originalidad + Encanto = ¡Baldosas Hidráulicas!

Despierta una preciosa y soleada mañana de otoño y encima es viernes, que más se puede pedir :-)

Creo que esta semana he cubierto el cupo de horas tope en las que rodearme de 4 paredes. Me encuentro ante una de las pocas ocasiones en que cuerpo y mente se ponen de acuerdo en una misma necesidad: la de respirar aire puro, pringarme las manos con la resina del tronco de un pino, dejar que la brisa me enrede el pelo y arrastrar el culo por la tierra en busca de alguna planta aromática que aporte el buen toque a alguna de las recetas del fin de semana. ;-)

El solecito que traspasa mi ventana carga las pilas y sube el ánimo, así que he pensado que qué mejor forma de concluir con los posts semanales que hablándote de un material que provoca la sonrisa y admiración de cualquier enamorad@ del mundo de la decoración: la baldosa hidráulica.

Comenzó a emplearse a principios del siglo XX y debe su nombre a la prensa hidráulica que se empleaba en sus inicios para compactar las diversas capas que la conforman, incluida la superior que apreciamos decorada. 

Formadas por varias capas superpuestas de cemento con arenas y otras cargas minerales como el mármol, son características por su cara superior, decorada con pigmentos naturales con motivos ornamentales inspirados en tapices y alfombras. 

La fabricación artesanal sigue reproduciendo el proceso que antaño se empleaba, aunque en la actualidad también encontramos en el mercado materiales porcelánicos que imitan su apariencia a la vez que mejoran sus características técnicas.

Fuente
Fuente
Fuente

Si hablamos de su empleo en decoración y doy mi humilde opinión, te aconsejaría que meditases muy bien el lugar en que vas a colocar este material. Pese a encontrarme completamente enamorada de la baldosa hidráulica, no podemos perder de vista que resulta un material muy ornamentado y de marcado peso visual. De su grado de utilización dependerá obtener un ambiente con un precioso toque de originalidad o uno cargado en exceso que no resultará cómodo para ninguno de tus sentidos.
    

Fuente
Fuente
Fuente

Incluirla en ambientes monocromáticos puede resultar muy acertado. Mostrar este material como protagonista indiscutible de la estancia nos ayuda a focalizar la atención. Incluir demasiados aportes de colores junto a él puede provocar desconcierto y cierto malestar. 


Fuente
Fuente
Fuente
Fuente
Si decides emplear baldosa hidráulica en locales húmedos, te propondría colocar un material porcelánico que la imite en lugar del fabricado artesanalmente. Resulta más fácil de limpiar, resistirá cualquier producto químico y no absorberá la humedad propia de estos ambientes, lo que se traducirá en una mayor durabilidad y conservación del material. 

Fuente
Fuente
Fuente
Fuente

La baldosa hidráulica resulta un material que no deja indiferente a nadie. Espero que el post de hoy haya fomentado tu admiración por este material y tus ganas de emplearlo en casa. ;-)

¿Y tu qué opinas de la baldosa hidráulica?

¡Que disfrutes del fin de semana!

Dori c.G.

2 comentarios:

  1. Me encanta la baldosa hidráulica, dan mucho caracter y personalidad al ambiente.Todo una acierto.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que te animes o no a incorporarlo en casa, este material es una delicia para la vista allá donde lo encuentres :-) Feliz fin de semana y gracias por comentar!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!